La Taberna del Grumete: Al Menú Taberna Grumete

Destinatarios en un mensaje de correo

Autor: Antonio Caravantes (ac@ctv.es), 04-97


Si nuestro mensaje va dirigido a una persona, pero queremos que un tercero también esté enterado del mensaje, pues bastará con incluir a ese tercero (o su buzón) en la casilla "CC", que significa Carbon Copy; esto se refiere a la "copia de papel carbón", que es como se denomina en entornos pre-informatícos.

Tanto la casilla del destinatario (que se suele reconocer por los rótulos "To" ó "Para") como la casilla CC admiten varios buzones o direcciones; normalmente bastará hacer una lista de ellos, separándolos con un punto y coma ";", aunque este carácter delimitador dependerá del programa concreto y de la configuración general del sistema (Windows, Panel de control, Configuración regional). También, dependiendo del programa, podremos incluir los nombres de las personas y anotaremos estos nombres y sus direcciones, siguiendo las normas del programa. En muchos casos será posible seleccionar a los individuos en la lista correspondiente, que suele denominarse "Agenda" o "Libreta de direcciones".

Los mensajes así transmitidos son enviados en una sola instancia hasta nuestro servidor de correo (el ordenador del proveedor que nos da acceso a Internet). Es en ese servidor donde se "distribuyen" las copias del mensaje, cada una dirigida a un destinatario distinto. Esto también es una ventaja porque nuestro ordenador completa la transferencia del mensaje en un tiempo equivalente al que se utilizaría si hubiese un solo destinatario.

En alguna ocasión tenemos una información que queremos transmitir a varias personas. Ya se ha explicado que no es necesario crear un mensaje para cada uno. Sin embargo, se presenta un pequeño problema: estamos poniendo en conocimiento de todos los receptores los nombes/direcciones de los otros destinatarios. Cada receptor puede ver el contenido de los campos "To/Para" y "CC".

Si los receptores no se conocen entre sí, cabe la posibilidad de que alguno de ellos se sienta incómodo puesto que estamos divulgando su información personal (su nombre y/o dirección electrónica). Algunos buenos programas disponen también de una tercera casilla en la que podemos anotar destinatarios de tercer nivel, pero en modo secreto. La casilla suele denominarse "BCC" ó "CCO" (copias carbón Blindadas u Ocultas). Ninguno de los receptores tendrá acceso a esa información, ni siquiera los que se hallen anotados en esa casilla. Es un buen método para transmitir mensajes a muy diversas personas pero reservando la privacidad de todos ellos, y es el sistema usado para distribuir propaganda, circulares, boletines de suscripción pública. Es una pena que algunos populares programas de correo no admitan esta posibilidad (Ms Internet Mail y otros). También sucede que en algunos otros programas se necesita habilitar esa casilla mediante alguna maniobra (en Exchange, en el menú del mensaje, VER, CCO).

Aún nos queda un problema: algunos programas no nos permiten dejar en blanco la casilla correspondiente al destinatario de primer nivel ("To" o "Para"); otros si que lo admiten, pero no debemos hacerlo. Es posible que algún receptor se sienta muy desorientado si recibe un mensaje que no va dirigido a nadie. Así pues cabe una alternativa: ponernos a nosotros mismos como primer destinatario; el único inconveniente es que también recibiremos el mensaje. Pero hay una opción mejor todavía y consiste en poner como primer destinatario al buzón "envío@colectivo", "mensaje@multiple" o algo parecido. Yo suelo emplear "Amigos@De.Antonio". De esta forma se disminuye aún más la posible desorientación del receptor porque entenderá rápidamente que se trata de un mensaje dirigido a varios destinatarios. Puesto que ese buzón no existe, el servidor de correo me devolverá un mensaje informativo, que tiro a la basura sin mayor preocupación.

El sistema de copias ocultas es el método utilizado por las listas de distribución electrónica para difundir los mensajes entre todos los suscriptores. Fíjate que cuando recibes un correo procedente de una lista, tu nombre y tu dirección electrónica no resultan visibles, ni para tí ni para los otros suscriptores de la lista.