La Taberna del Grumete: Al Menú Taberna Grumete


Acerca de los virus. Lo que siempre debemos tener presente


¿Qué es un virus?  

--Virus lat. (pl. virii)
--Virus (biol.) Forma de vida, de tamaño microscópico, que vive en un huésped (p.e. la existencia humana) y que tiene como objetivo primario reproducirse y extenderse de él hacia otros organismos huésped. Los efectos secundarios de una actividad vírica son conocidos como enfermedades, algunas simplemente irritantes (p.e. un resfriado) y algunas letales (p.e. el SIDA).


--Virus (tec.) Programa informático, generalmente de pequeño tamaño, que se ejecuta en un ordenador huésped, programados para duplicar y extender copias de sí mismos desde el huésped hasta otros ordenadores. Los efectos secundarios de la actividad vírica son conocidos como problemas informáticos, algunos simplemente irritantes (mensajes de error extraños) y algunos destructivos (formateo del disco duro).

Como podéis ver, existen ciertas similitudes entre los virus biológicos y los informáticos, de ahí su nombre. Ambos son pequeños, y con una estructura sorprendentemente simple. Su objetivo principal es duplicarse, p.e. hacer una copia del original, y extender esas copias a nuevos organismos huésped. Todos conocemos como se extienden los virus humanos; a través del aliento procediendo de una persona contaminada, o a través del contacto con fluidos como la saliva, sangre o semen. Las gotas de agua/saliva que salen al exterior cuando uno estornuda son un buen ejemplo.

Entonces, ¿cómo se extiende un virus informático? De la misma forma, pero con mayores restricciones que los virus humanos. Requieren más en el sentido de contacto directo, ya que un virus informático no es un organismo vivo y debido a sus condiciones físicas (no tiene) no puede existir fuera del ordenador excepto si se guarda en un medio apropiado, como un disquete. Ni tampoco puede extenderse un virus en la red por el mismo. Realmente necesita que alguien lo envíe o lo reciba, mediante actualizaciones o descargando un programa en el que el virus esté escondido. Sólamente cuando el programa es ejecutado el virus puede empezar a hacer estas cosas. Por esto un programa descargado que esté contaminado es completamente inofensivo hasta que se ejecute en el ordenador.

¿Qué hay acerca del daño causado por los virus?
Como está explicado anteriormente, la función principal de un virus es duplicarse a sí mismo y extender las copias a tantos ordenadores como sea posible. Esto no tiene porque causar ningún tipo de daños.
Algunos virus, simplemente se copian a cualquier disco insertado en la disquetera y mantiene un contador, así este contador puede ver a qué generación de duplicados pertenece. Otros virus ralentizarán el sistema, suprimiendo o bloqueando los recursos de los ordenadores.
Algunos pueden generar mensajes de error extraños, o simplemente mostrar una pantalla diciendo algo como "Kilroy estuvo aquí". (Si los mensajes de error extraños fuesen un virus, entonces Windows tendría que estar lleno de virus - nota del autor). Puede incluso ser divertido ver a algunos virus en acción.
Estos virus son simplemente molestos. Otros pueden ser más peligrosos si vienen en una funda. Hay algunos que borran archivos, o reemplazan archivos con datos basura, o desordenan la estructura de directorios.
Un virus puede además formatear tu disco duro, destruyendo megabytes de información. Esta es una de las razones por la que es de vital importancia hacer copias de seguridad de vuestros archivos regularmente. Tened en cuenta que la pérdida de datos puede suceder por razones que no tienen nada que ver con los virus, por eso se deben hacer copias de seguridad incluso si no estás en la "zona de peligro".

¿Qué cosas no pueden hacer los virus?
Los virus tienen una reputación de poder causar una gran variedad de daños a vuestro sistema y al mundo en general. Pero el hecho es que, aparte de dañar los datos, hay cosas que los virus no pueden hacer.

Un virus no puede:

  • Inutilizar el ordenador para siempre.
  • Destruir el disco duro (aunque a lo mejor se necesita reformatearlo para reparar el daño).
  • Romper el monitor.
  • Convertir la disquetera en una "trituradora" de disquetes.
  • Sobrecalentar el ordenador y así incendiar tu casa.
  • Incrementar la radiación ultravioleta del monitor y "broncearte" (yo realmente he oído rumores afirmando que es posible, pero que con un poco de sentido común se descarta tal idea).

    ¿Cómo protejernos nosotros y el ordenador de los virus?
  • No aceptar archivos de gente que no conozcaís y confiéis en ella.
  • Siempre protege tus disquetes contra escritura.
  • Instala un antivirus y actualízalo tan frecuentemente como sea posible.

    ¿A que no ha sido tan difícil entenderlo?. Pues a partir de ahora, todos debemos tomar precauciones verdaderas, y no creer en bobadas tipo mensajes cadena ni virus a través de correos que llevan solo texto.

    Traducción del inglés: Alfredo Casado "Modio" (acasador@meditex.es), 03-99





    Nina: Webmaster Taberna del Grumete

    ..