Ancla y timónAdaptación texto web: Nina, 04-2004

  
Goleta José Antonio MerinoColaboración de Jose Antonio Merino

Bueno, veo que estás sufriendo uno de los problemas más comunes que tiene actualmente el formato de video .avi: la falta de un estándar claro.

Aunque parezca mentira, AVI no es un formato claro de almacenamiento de video, es más un formato de propósito general. La especificación del AVI lo único que dice es que si vamos a almacenar un video con ese formato, símplemente le pongamos una cabecera para identificar el tipo de fichero que es y que tenemos que almacenar un trozo de video y uno de audio a continuación y así sucesivamente para tener más o menos esto en el fichero:

CABECERA-VIDEO-AUDIO-VIDEO-AUDIO-VIDEO-AUDIO-...

El problema viene en que el trozo de video y de audio pueden ser de su padre y de su madre. Es decir, que no se especifica qué formato ha de tener el video y el audio.

Para el almacenamiento/reproducción de video y audio, existen varias soluciones. Así pues en audio podemos grabar audio sin ningún tipo de compresión (a esto se le llama formato PCM), o por ejemplo aplicar algún tipo de solución ingeniosa para poder reducir el número de muestras que debemos de tomar (como por ejemplo en vez de tomar muestras de la intensidad del sonido y almacenarla en 16 bits -permitiendo registrar 65535 tipos de intensidades-, registramos tan sólo la diferencia entre una muestra y su anterior y almacenarla como 8 bits, siendo esta la base de los formatos m-law y a-law).

Bueno, sin extenderme demasiado te diré que existen varios métodos ingeniosos para que un video o un audio vean reducido su tamaño sin perder por ello demasiada calidad. Al proceso de pasar de una señal analógica a una digital o viceversa, se le llama Codificación/Decodificación, y por ello al software encargado de hacerlo se le llama CODEC.

En sonido tenemos varios CODECs, y cada uno es útil para algo. PCM es sonido puro directamente digitalizado y por tanto las ventajas son claras: es el formato de mayor calidad, por el contrario también es el que ocupa más espacio. A-law y M-law son los estándares que se usan en la comunicación por telefonía, ocupan poco y son de calidad transmitiendo voz, pero no así transmitiendo música o sonidos con muchos matices (realmente estos no se usan en ordenador casi nunca).

En sonido para música y películas, los codecs más usado son MP3, OGG y AC3. MP3 por la estupenda relación calidad/tamaño, OGG porque es mejor que MP3 y además porque está libre de patente y AC3 por eso mismo y además porque incorpora nuevas funcionalidades como es soporte para pistas en varios idiomas y sonido 5.1 (exactamente como los DVDs).

El codec MP3 lo tenemos ya instalado en nuestra máquina de "fábrica" pues se ha hecho tan popular que ya viene incluido con el sistema operativo. No obstante los otros no y si queremos reproducir esos formatos tendríamos que descargárnoslos.

Y en video, podemos tener la película imágenes en formato MPEG-2 (este es "el formato" es el estándar de toda la vida y es en el que por ejemplo transmiten las televisiones digitales, la televisión por satélite y la televisión por cable), MPEG-4 (esta es la evolución del formato MPEG-2, con más compresión sin perder mucha calidad), DV (este es el formato de las cámaras digitales) y luego el que se está conviertiendo en el rey: el DivX.

DivX es al video lo que el MP3 es al audio. Comprime una película enormemente y parece que estás viendo un DVD. No obstante hay otros formatos que también hacen esto como son el Xvid (si te fijas es Divx al revés puesto que parte de uno de los creadores del DivX que no le gustó nada la idea de que su compañero decidiese cobrar por el formato y ha creado un formato parecido pero de licencia pública (de hecho puedes acceder al código fuente si lo deseas).

Ahora es cuando llega lo realmente importante. Un AVI puedes crearlo con un formato de video y otro de sonido. Así pues podemos encontrar un avi con DivX-MP3 o DivX-OGG o Xdiv-MP3 o MPG4-MP3, ...

El problema es que si no tenemos el codec adecuado en nuestro sistema, simplemente no funcionará. Si por ejemplo la película está en MPG4-OGG y no tenemos el codec OGG, pues veremos la película pero no la oiremos. Si la película está en Xvid-MP3, pues oiremos la película pero no la veremos, ... Si la película está en Xvid-OGG ni la veremos ni la oiremos (siempre que no tengamos los codec xvid y OGG).

¿Por qué no usan un mismo codec para todo? Pues muy simple: por intereses comerciales. En primer lugar están los derechos de patente del formato de sonido-video. (Mira al final de este correo para más información). Y en segundo lugar están los intereses de las grandes compañías audiovisuales (Windows NO soporta (ni creo que soporte) ni DivX ni Xvid (aunque este último no tiene derechos de patente y por tanto no le costaría nada ponerlo en sus sistemas operativos) y esto lo hace porque las compañías cinematográficas no desean fomentar un formato con el que la gente pueda ver sus películas).

El quiz de la cuestión es qué codecs usar. Normalemente, en las redes de intercambio de películas se ha extendido poner en el nombre de la película con qué está codificada. Así primero mira si la película que te han dejado es del estilo "Nobleza baturra-Xvid-MP3.avi" o "A mi la legión-DivX-OGG.avi". Te dará una pista del codec que necesita.

Si no, puedes optar por 3 vías:
i) Instalar un recopilatorio de codecs de circula por ahí. Aquí van unos cuantos:

- Elisoft.- Este es el más recomendable, pues está en español. Además desde su web hay enlaces a todas las Webs de los codecs que utiliza.
- Nimo.-
- Coda.-

No obstante, no muy recomendable, pues estos te instalan casi todos los codecs que hay circulando por Internet. El problema es que suelen ser difíciles de desinstalar, no tienes las últimas versiones de algunos y dan problemas de incompatibilidad. No obstante te quitan quebraderos de cabeza. ¡Ojo! Cuando digo que no soy muy recomendables es que a algunos usuarios no les gusta instalarlos. Yo mismo tuve instalado uno y no me gustó (aunque no me dio problemas, no me gustaba el reproductor que tenía y a veces me ejecutaba un reproductor y a veces otro).

Ii) Instalarte los "imprescindibles" (es decir DivX, Xvid en video y OGG, AC3 en sonido - los encontrarás en esta página) y rezar para que la película está codificada con alguno de ellos.

Iii) Averiguar proactivamente el codec que necesita y descargártelo por tu cuenta. Para ello hay un programita llamado Gspot que te identifica el codec necesario para la reproducción de un avi, y además tiene muchas utilidades como la de permitir instalar/desintalar los codec de tu sistema operativo y asignar prioridad en un codec sobre otro para la reproducción.

Un saludo, José Ignacio


Divisor horizontal largoNina: Webmaster Taberna del Grumete